Archivos de la categoría Talleres y Programas

EMOCIONES: EL ÁRBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

emociones

Uno de los aspectos que trabajamos en las sesiones de mindfulness con los peques de infantil y primaria es cómo gestionan las diferentes emociones. Hoy quería hablaros de una herramienta que podéis llevar a cabo en el aula para abordar las preocupaciones de los más pequeños. A mí personalmente me funciona muy bien y en las clases que lo hacemos, los profes me dicen que les ayuda mucho a lo largo del curso.

Empiezo contándoles una historia sobre el árbol de las preocupaciones…que se encuentra en un jardín muy bonito, lleno de flores y que el árbol en vez de alimentarse con agua, se alimenta de las preocupaciones de las personas. En sus ramas cuelgan las hojas con los dibujos/escrito de lo que nos preocupa. Cuando colgamos nuestra preocupación en el árbol, nos quitamos el peso de la preocupación y alimentamos al árbol para crezca más fuerte y sano.(Profes, echar a volar vuestra imaginación y crear vuestra propia historia, está abierta a vuestra creatividad).

A continuación les pido que dibujen/escriban sus preocupaciones. Es importante previamente asegurarnos que entienden qué es una preocupación. Finalmente hacemos el ritual de colgar las hojas con nuestras preocupaciones en el árbol (que lo haremos sino hay ninguno en el aula).

El árbol estará en una pared durante todo el curso y los peques cuando lleguen al cole con una preocupación, podrán colgarla en el árbol. Cuando el árbol esté muy lleno de preocupaciones, podemos hacer una dinámica de cambio de estación, donde leemos las preocupaciones que hemos tenido durante ese trimestre (por ejemplo) y nos damos cuenta de cómo han ido cambiando nuestras preocupaciones.

No hay nada fijo ni establecido en cómo hacerlo. Tú eres el/la profe del aula y nadie como tú sabe cuál es la mejor forma de hacer las cosas ahí. Confía en ti y en tu capacidad de crear aprendizaje y conocimiento en tu aula. Estoy convencido que lo harás genial.

Espero vuestros comentarios de cómo ha ido.

Si estáis interesados en llevar algún taller de mindfulness en algún colegio o grupo, no dudéis en poneros en contacto. Hasta pronto.

google_plustwitterfacebookmail

LOS PRIMEROS BUZOS EMOCIONALES

El A.P.A. del I.E.S. Gerardo Diego opina…

curso minfulness inteligencia emocional

¿Para qué te ha servido el programa?

“Recordar mis valores y actuar en consecuencia. Ante un conflicto, pensar antes de saltar. Escuchar, pero con mayúsculas, ESCUCHAR. Relajarme. Ponerme objetivos y conseguirlos sin distracciones”.

“Para afrontar con calma el inicio un momento que sabes que será tenso. Para aprender a parar y decirme a mí mismo buenos días y buenas noches. Para oír más y escuchar mejor”.

“Para darme cuenta de la mente “parlanchina” que me impide tener momentos de calma. Ser consciente de que no escucho y por eso no puedo juzgar cuando no me escuchan”.

“Reflexionar sobre mis emociones. Cada jueves he hecho una pequeña parada en mi vida, he escuchado a personas que no conocía y a las que hoy aprecio”.

“Ser más consciente de lo que debo mejorar/cambiar, tener más conciencia de mis déficits, más posibilidad de mejorarlos y una mayor serenidad”.

“Para autocontrolarme cuando estoy nerviosa. Para valorar más cosas que antes me pasaban desapercibidas. Para estar más atenta a mis acciones y a la de los demás”.

“Me ayuda a estar más calmada. Esto es muy importante para mí”.

“Para aprender a PARAR y NO HACER. Para centrarme más en mí misma, conocerme un poco mejor, darme cuenta de que no soy mis pensamientos”.

¿Qué es lo que más te ha ayudado y en qué?

“En la herramienta tan potente que podemos entrenar y trabajar. Yo.”

“La respiración como elemento central de reconocerme en situaciones habituales rodeado de detalles que pasaban desapercibidos. El ser capaz de parar y ser consciente es mi principal herramienta de autogestión”.ada, más centrada. Me enseña a parar y analizar por qué y qué pienso. Cuando paro puedo decidir cómo reaccion

“Pararme a respirar, pensar en lo que hago, decirme las cosas con convicción y creérmelas”.

“Los ejercicios de respiración en momentos de agobio y los ejercicios de prestar atención a mis impulsos”.

“La auto-observación y escribir lo que pienso y siento en momentos de estrés”.

“Me ha ayudado a no sentirme culpable por dedicarme tiempo. También a conocer a personas que piensan totalmente diferente y a aceptarlas y valorarlas”.

google_plustwitterfacebookmail