Archivo de la etiqueta: Fuerza

ME SIENTO MUERTO POR DENTRO. TRANSFORMACIÓN.

muerto por dentro

Sigo aquí. Sin mí pero conmigo. Me siento vacío, como si no estuviera. Necesito una señal, algo que me haga cambiar, algo que me impulse a seguir adelante, pero no encuentro motivos. Tengo lo que siempre me han dicho que necesitaba en la vida. Trabajo estable, pareja, casa, coche, amigos, familia,… y aún así no siento nada, me siento solo rodeado de gente. Me falta alegría, fuerza, ganas, impulso, querer. Me falta VIVIR. A eso no me ha enseñado nadie.

Y ahí apareces Tú de la nada, colocándome en mi centro, haciéndome sentir más que nunca y recuperando esa belleza y fuerza interna que siempre estuvo ahí pero que no supe ver. Tú no eres nadie y lo eres todo.

Estuve muy perdido porque me creí todo lo que me contaron. Tendía a centrarme fuera. Quería encontrar mi libertad, mi amor, mi paz, en otros rostros, en otros lugares, en otros trabajos, siempre fuera. Busqué tanto fuera que solo me quedaba un sitio al que ir, y sin mucha esperanza me empecé a dar cuenta que a buscar soluciones en mí nadie me enseñó. Me despistaba tanto lo que me habían dicho que tengo que ser… que estudies, que encuentres trabajo, que si la felicidad te la da tu media naranja y muchas más tonterías a las que hacía caso. Aún queda algún destello de ese pasado pero nada que ver.

Tardé en encontrar a alguien que me dijera que soy valioso por el simple hecho de ser, de existir, y que no necesito tener nada: ni trabajo, ni casa, ni coche, ni pareja que me complementara, ni otras muchas cosas que valen solo la importancia que le damos. Tardé en reconocer y sentir la verdad de las palabras que me dijeron.

Y desde la nada, desde buscar las respuestas en mí, apareció la fuerza, la calma, la serenidad, el amor, la VIDA. Los altibajos siguen estando ahí pero puedo reconocer algo en el fondo que me ancla y no me deja llevar por todas esas olas que golpean de vez en cuando.

 

google_plustwitterFacebookmail

RETO 8: ATRÉVETE A DAR EL SALTO.

“Haciendo lo que tememos, disolvemos nuestro temor” Emerson.

MINDFULNESS INTELIGENCIA EMOCIONAL SALTO

El reto de este mes está relacionado con ser valientes, fuertes y tener el coraje de ser consecuentes con nosotros mismos. Muchas veces nos conformamos con lo que tenemos porque nos da miedo enfrentarnos al cambio. Pensamos que lo que tenemos está “bien” y no nos permitimos dar un salto y sentir el vacío para sentirnos libres. Las caídas por lo general suelen ser muy suaves e incluso cómodas y si lo comparamos con el miedo al salto, nos daremos cuenta que dolía mucho más este último. También hay caídas malas(de grandes y pequeños saltos), no vayamos a engañarnos. Son las menos, pero las hay. Eso sí, una vez que te repones, te das cuenta cuánto bien hizo en tu vida.

Por ello, este mes te propongo dar el salto. Atrévete a hacer eso que te cuesta. Estoy seguro que hay algo. Para algunos serán grandes saltos. Para otros igual más pequeños. Todos ellos son importantes y merecen la pena. Vete a ese sitio con el que llevas soñando tanto tiempo. Date ese capricho. Suscríbete en la aplicación para conocer gente. Habla con ese vecino que parece tan majo. Dile a tu mujer que la cama a partir de hoy se hace entre los dos. Dile a tu marido que te vas sola de vacaciones. Invita a tus amigos a esa ronda de cervezas. Apúntate a clases de ballet. Haz eso que realmente quieres hacer y te cuesta ¿Cuál es tu salto?

Para los peques, anímales a que hagan cosas nuevas y no les cortes las alas. Es difícil encontrar ese punto medio entre ser autoritario y permisivo pero debes tratar de encontrarlo. Cuida tu lenguaje e intenta ser positivo/a respecto a lo que le dices: “Apoya bien el pie izquierdo que está fuera” en vez de “Te vas a caer”, “Es posible que te cueste un poco pero confío en ti y puedes lograrlo” por “¿No te das cuenta que estás gordo y se van a reír de ti?” Tus palabras marcan la diferencia de lo que tu peque va a pensar, actuar y sentir en un futuro así que cuida tu vocabulario y se el apoyo y referente que necesitan. Eres su mayor ejemplo.

Haz tu lista y ponte en marcha. Mañana puede que no tengas la oportunidad. O si. La última decisión es tuya. El salto lo eliges tú.

google_plustwitterFacebookmail